Unas notas administrativas. Repartos y requisas de leche

La picaresca española siempre ha gozado de rabiosa actualidad popular. El pícaro y el estafador han convivido perfectamente en la sociedad sin causar demasiado escándalo e incluso en ocasiones hasta las sisas, los juegos y los pequeños desfalcos han sido consentidos desde la alegría de pertenencia a la idiosincrasia mediterránea. Durante el segundo periodo republicano,…