Los inicios del reportaje gráfico: Viuda e Hijos de Fernández

fotoantiguaviuda

 

Viuda e Hijos de Fernández fue un taller fotográfico situado en la calle Duque de la Victoria 33 entre los años 1893 y 1903. Su marca, además de la contribución a la fotografía local desarrolló también una breve e intensa trayectoria foto-periodística.

El siglo XIX es sin lugar a dudas la centuria de la prensa escrita. Decenas de magacines y periódicos se ponen a disposición de la burguesía. El siglo XVIII ya había inventado la prensa con reproducciones de grabados acompañando los textos. La fotografía revoluciona la prensa pero tardaría años en afianzarse desde su invención en 1839.

Abelardo de Carlos crea en 1869 una de las publicaciones más prestigiosas de España llamada “La Ilustración Española y Americana” un magacín ilustrado en la línea de las ya existentes veinte años antes en Francia e Inglaterra.

Pero no es hasta las últimas décadas cuando salen a la luz cientos de boletines bajo el paraguas de partidos políticos y círculos recreativos. Sin embargo, La Ilustración Española y Americana se mantiene como referente ilustrado hasta que revistas de nuevo cuño como “Blanco y Negro” (1891) y “Nuevo Mundo” (1894), gracias a los avances de la fotomecánica y las modernas técnicas de revelado, consiguieran una mayor precisión y calidad gráfica.

Los grabados sacados de fotografías en la prensa escrita siguieron existiendo pero su presencia en los comienzos de siglo XX se torna apenas simbólica. Debido al atractivo de la fotografía para documentar acontecimientos, revistas y periódicos desplegaron una amplia red de corresponsalías y enviados en todo el país.

Los Fotógrafos en Valladolid

Retratro de grupo. Unión Velocípeda Española preparada para salir de excursión. 10/05/1896
AMVA. Colección Jesús Sanz Silla. SS 0025 


Durante las décadas del cambio de siglo fueron bastantes los profesionales de la cámara que nos visitaron para documentar la realidad. Los magacines Blanco y Negro y Nuevo Mundo desplegaron sus enviados especiales a Valladolid y Laporta, Asenjo, Franzen, Gª. Lapuente, Herrero Somoza, Torres y Armesto o Frederic cubrieron desde la explosión de una fábrica (1899) hasta la visita de Alfonso XIII (1903).

En Valladolid el reporterismo gráfico no es significativo. Imbuidos por completo de la mentalidad burguesa de provincias, los fotógrafos locales siguieron su actividad lucrativa, los retratos. Sin embargo, el estudio “Viuda e Hijos de Fernández” ejerció de reportero local colaborando con revistas de tirada nacional.

El estudio “Viuda e Hijos de Fernández” estuvo en la calle Duque de la Victoria 33 por un periodo de diez años (1893-1903). La firma nos remite a los herederos de un fotógrafo burgalés fallecido, posiblemente Ramón Fernández, cuyo taller se encontraba a su muerte en Duque de la Victoria, en el número 57 (desaparecido en 1893).

También en 1893 se produjo un traslado de local. Se solicitó un permiso al Consistorio para llevar a cabo una reforma menor para exponer y vender los productos en la vía pública. Poco tiempo después, la firma   “Viuda e Hijos de Fernández” ilustró con sus fotografías el reciente Nuevo Mundo. Con esta publicación colaboró alrededor de dos años aunque también coqueteó con Blanco y Negro y con La ilustración Española y Americana. Su actividad de reporterismo gráfico en la prensa nacional cesó en 1897 con un reportaje sobre la Academia Militar de Valladolid. Hasta su desaparición  en 1904 “Viuda e Hijos de Fernández” siguió ejerciendo como estudio de retratos, después, traspasó el negocio a Francisco Garay, familia añeja de fotógrafos en el panorama vallisoletano.

Tras bucear en las hemerotecas virtuales he logrado catalogar varias fotografías de “Viuda e Hijos de Fernández” entre el 1 de agosto de 1895 y el 21 de julio de 1897. Las revistas consultadas han sido las citadas en este artículo, no hallando referencia de este taller fotográfico en otros magacines ilustrados.

Como cualquier profesional de provincias de la imagen, el taller de Duque de la Victoria arrastra una poderosa influencia del retrato de estudio. El fotógrafo, a pesar de ilustrar reportajes, se limita a aplicar fórmulas conocidas que reproducen modelos iconográficos tradicionales mediante el uso de uniformes, atributos representativos, rostros severos o poses de clase. Es curioso contemplar cuando el reportero busca la espontaneidad. Se aleja del hieratismo en la representación de los estratos más bajos de la sociedad. Sonrisas bobaliconas y complacientes de campesinos, proletarios, indigentes o madres solteras salpican a diario la prensa para exaltar con frecuencia las iniciativas condescendientes de la burguesía.

Sin abandonar el mundo del retrato -el sustento principal de los talleres fotográficos-, la verdadera vocación periodística y documental de “Viuda e Hijos de Fernández” prospera cuando cubre los acontecimientos históricos de Valladolid. Con un estilo nada novedoso pero heredero del lenguaje grandilocuente de la pintura de historia y de la inmediatez impresionista, los encuadres partidos, los juegos de perspectiva y las vistas generales se alternan para transmitir esa rapidez obligada en la prensa gráfica.

Fotografías. Enlaces directos a diarios clásicos con referencias a las fotografías (*.pdf)

Nuevo Mundo:

1/08/1895 p.10
29/08/1895 p.3
29/08/1895 p.4
21/08/1897 p.8
21/08/1897 p.9
21/08/1897 p.11
21/08/1897 p.12

La Ilustración Española y Americana:

08/10/1895 p.13
08/05/1896 p.5

Blanco y Negro
09/05/1896 p.13

Bibliografía:
LÓPEZ MONDEJAR, Publio: Historia de la fotografía en España, Lungwerg Editores, 2003
Anuario del Comercio, de la Industria, de la Magistratura y de la Administración (1893-1904)
AMVa: CH 415 – 130

Publicado en 1895, 1897, Blanco y Negro, fotoperiodismo, La Ilustración española y americana, Nuevo Mundo, Viuda e Hijos de Fernández | Etiquetado | 2 comentarios

Pensiones

El derecho a cobrar una pensión tras ejercer una dilatada vida profesional es considerado, por fortuna, una realidad inalienable en el marco del “estado de bienestar”.

La pensión es la reivindicación histórica de las masas públicas y proletarias de los siglos XIX y XX. El Gobierno de Antonio Maura fue el responsable de sentar las bases para la creación en 1908 del Instituto Nacional de Previsión, antecedente directo de la Seguridad Social y la Asistencia Sanitaria que obtendría sus mejores resultados como institución muchos años después.

A principios de 1900, las compensaciones al retiro sí existían en algunos casos, pero solían variar dependiendo de motivos filantrópicos. Para evitar estas diferencias entre empleados, el primigenio Instituto Nacional de Previsión fijó la edad de jubilación en 65 años, acordándose de establecer pagas fijas según los años de servicio cumplidos.

La Ciudad del Pisuerga elaboró un dictamen a través del nombramiento de una Comisión en 1912 “designada por el Excmo. Ayuntamiento de Valladolid, para el estudio del Proyecto de creación de retiros para Empleados y Obreros municipales”.

En el escrito, la Comisión se apoya en las reglas establecidas por el primigenio Instituto Nacional de Previsión asegurando la uniformidad económica de los retiros de los empleados públicos del Ayuntamiento de Valladolid.

A continuación, el dictamen de 1912.

Fuentes:
Dictamen: Colección Particular (También puede ser consultado en Biblioteca del Archivo Municipal de Valladolid, Dictamen que presenta la Comisión designada por el Excelentísimo Ayuntamiento de Valladolid, para el estudio del Proyecto de creación de retiros para Empleados y Obreros municipales. C.211-13 C.211-11)

Publicado en 1912, instituto nacional de previsión, municipales, pensiones | Deja un comentario

La Casa del Fascio Mario Mina

00b18-detalle

Retrato de Mussolini enla Casa del Fascio Mario Mina en Valladolid

En la entrada anterior hicimos referencia a la presencia de la ciudad de Valladolid en el marco de los noticiarios italianos. Uno de los ejemplos que tratamos, en plena solidaridad itálica con la causa fascista española, fue el vídeo que mostraba a una ferviente multitud celebrando la inauguración de la Casa del Fascio en Valladolid.

La relevancia de este local, como se puede desprender de la observación del exaltado reportaje, tuvo una importancia significativa en tierras castellanas en la Guerra Civil. Entre las funciones de esta organización, advirtiendo los paralelismos con otras sedes fascistas diseminadas por el territorio español, se encontrarían la de establecer la función jerárquica del movimiento coordinando el conjunto de acciones bélicas en la contienda y la de desarrollar actividades sociales vinculadas a la implantación de los valores facciosos. La ubicación de la sede política se estableció en la Casa del Barco, situada entre las calles Gamazo y Muro, en un edificio hoy desaparecido.

7ed2d-va0320Calles Muro y Gamazo. Casa del Barco.
Lugar donde se ubicó la Casa del Fascio Mario Mina

d005c-valladolid-callemuroygamazo001

Calles Muro y Gamazo.

El centro vallisoletano del fascismo se inauguró en los últimos días de febrero de 1938 bajo la advocación de un mártir del movimiento, el Teniente Legionario Mario Mina. En el frente de Guadalajara de 1937, el militar murió por una ráfaga de ametralladora tras haber liberado, mientras entonaba himnos patrióticos, un reparto sitiado por tropas republicanas. Mina fue un Camisa Negra que participó en la Marcha sobre Roma de Mussolini en octubre de 1922 a pesar de no ser un auténtico italiano ya que era natural del estado libre de Fiume (Rijeka, Croacia), anexionado en 1924. En 1937 solicitó el honor de luchar en tierras de España.
El veinte de febrero de 1938, El Norte de Castilla aconsejaba a la población que se sumara al acto y engalanara sus balcones con colgaduras al paso de la comitiva, que marcharía desde la catedral a la Casa del Fascio. Varios representantes del gobierno italiano fueron invitados a los fastos de inauguración. El barón Carlo Basile pronunció un discurso ensalzando la “Santa Cruzada”, habló de la salvación de occidente y concluyó deseando la pronta finalización de la contienda. Entre las autoridades españolas, salpicadas de los lógicos cargos públicos, se encontraba una nutrida cantidad de clérigos. Entre ellos, el Obispo de Valladolid que ofreció su colaboración otorgando al nuevo centro la bendición.

 L’inaugurazione della nuova sede del Fascio Italiano
La inauguración de la nueva sede del Fascismo Italiano
23 de marzo de 1938

Fuentes:
– Imperio: Diario de Zamora de Falange Española y de las J.O.N.S. 27/02/1938
– Boletín Decenal. 20/03/1938
– El Norte de Castilla: El fascismo, de moda 16/07/2011
Imágenes:
– Captura Vídeo. L’inaugurazione della nuova sede del Fascio Italiano. 23/03/1938
– Fundación Joaquín Díaz. Calles Muro y Gamazo. va0320
– Valladolidweb.es. Enlace a fotografía [aquí]
Vídeo:
– Youtube: L’inaugurazione della nuova sede del Fascio Italiano

Publicado en Carlo Basile, Casa del Barco, fascio, fascismo, Gamazo, Mario Mina, Muro, Mussolini | 3 comentarios

Películas del No-Do… ¡En Italia!

A lo largo de cuarenta años, de 1942 a 1982, los cines españoles estuvieron obligados a proyectar antes de cada película un breve reportaje de ideología afín al gobierno conocido como No-Do o Noticiero Documental. Con el tiempo, el régimen franquista se fue suavizando y las exaltadas noticias políticas de los años cuarenta fueron relegadas por las notas de sociedad.

En Europa, los breves documentales previos a las películas gozaron de gran difusión en los regímenes totalitarios. No solo documentaban las grandes gestas sino que contribuían a la formación del espíritu nacional. Caídas las dictaduras europeas del Eje, Alemania e Italia continuaron la tradición propagandística centrada casi exclusivamente en actividades populares. En los setenta, con la irrupción masiva de la televisión en los hogares, los reportajes desaparecieron de las pantallas cinematográficas.

Durante los años del fascismo italiano, el Giornale Luce (1927-1945), se encargó de exhibir las virtudes del movimiento y de potenciar la figura del Duce. Trascurrida la guerra, los nuevos noticiarios se dejaron influir por la moral de la Iglesia Católica, tratando temas de escaso interés crítico como deportes, espectáculos o moda. Sin depender jamás del gobierno, los documentales italianos siempre reflejaron un elevado afecto por las posturas del poder. Desde 1946 a 1965, la Industria del Cortometraje de Milán se encargó de realizar reportajes semanales con el nombre de Settimana INCOM. La estructura visual de estos breves documentales era la de una revista especializada en asuntos mundanos y ecos de sociedad.

Tanto el Giornale Luce como la Settimana INCOM se ocuparon de Valladolid. En 1938 se filmaron actividades agrarias de la región y actos de solidaridad con el fascismo. Años después, en 1958, la Settimana INCOM cubrió la Competición Anual de Scooter y Motocicletas de Valladolid y en 1961, desplegó sus cámaras para la inauguración del Monumento a Onésimo Redondo por el general Franco.

La sagra rurale – El festival rural
22 de junio de 1938

L’inaugurazione della nuova sede del Fascio Italiano
La inauguración de la nueva sede del Fascismo Italiano
23 de marzo de 1938

Grande gimkana annuale a Valladolid con scooter e motociclette
Gran gincana anual en Valladolid con scooters y motocicletas
3 de abril de 1958

Spagna – Franco inaugura un monumento di 31 metri
España – Franco inauguró un monumento de 31 metros
11 de junio de 1961

Fuentes:
Videos. Uso público. Youtube. Istituto Luce Cinecittà
Publicado en fascismo, Giornale Luce, Italia, No-Do, Settimana INCOM | Etiquetado | Deja un comentario

Valladolid en ExpoViena 1873

Vista General de la Exposición Universal de Viena 1873

En 1873 se celebró en Viena la cuarta Exposición Universal. Al igual que sus predecesoras, las muestras de Londres en 1851 y 1862 y París en 1867, la feria contó con bastantes participantes. Nada menos que treinta y cinco nacionalidades se presentaron al evento vienés agrupándose bajo el lema “Cultura y Educación”.

Las anteriores ediciones en Londres y Paris buscaron protagonizar el escaparate mundial de innovaciones tecnológicas al rebufo de la Revolución Industrial. En Viena el ámbito tecnológico se dispersó concibiéndose una muestra orientada al “fomento de la cultura contemporánea y al estímulo del progreso”. Alrededor de 7.255.000 turistas visitaron los 194 pabellones con 53.000 exhibidores procedentes de varios países. La convocatoria vienesa fue un rotundo éxito. Sin embargo, como suele ocurrir en los grandes eventos incluso en la actualidad, las pérdidas fueron colosales. El increíble gasto en infraestructuras no se recuperó a pesar del elevado volumen de visitantes.

El Pabellón Español en Viena reprodujo en su fachada una construcción mudéjar ideal. Los modelos en los que se basó el arquitecto Lorenzo Álvarez Capra fueron los vistos en Toledo y Talavera de la Reina. Debido a la celeridad de las obras, el proyecto original en ladrillo hubo de desestimarse construyéndose en madera la nueva edificación. La distribución interior se organizó en dos plantas. En la planta baja se situaron seis espacios expositivos y dos estancias más para otros usos. La planta principal se distribuyó en tres grandes salones.

En junio de 1873 la Gaceta de Madrid publicaba en sus páginas los materiales entregados por todas las provincias a la Comisión General Española para su exposición en la escena pública europea.
Observada la relación de objetos procedentes de particulares e instituciones vallisoletanos para su exposición en suelo austriaco, diferenciamos varias temáticas.

La agricultura y las artes populares, formas básicas de desarrollo castellano

Entre los productos del campo exportados como imagen económica de Castilla La Vieja figuraron los trigos, las cebadas, harinas, legumbres y paja. Completando la partida se incluyeron una selección de licores, vinos elaborados en Valladolid y también en la provincia como los de Nava del Rey.
Como productos representativos del corazón castellano se enviaron muestras de ebanistería, aperos de labranza, papel de hilo, jabón y sillas de montar.


Las manifestaciones artísticas, símbolos del despegue cultural de Valladolid

Los intelectuales locales enviaron a Viena varios poemas y poemarios, probablemente de marcadas tendencias tardorrománticas y costumbristas. La música y la profunda religiosidad vallisoletana se aunaron en algunas composiciones musicales. El compositor Nicolás Alonso Ruíz presentó, por ejemplo, una Obertura Instrumental y un Moteto del Santísimo a cuatro voces.

Los alumnos de la Escuela de Bellas Artes aportaron dibujos que se dispusieron en cinco cuadros. Un artesano presentó una tabla “imitando un tapiz grabado sobre oro bruñido”.
Quizá desde el punto de vista pictórico, las obras más singulares, por los autores que las entregaron, fueran el bodegón del afamado retratista Blas González García-Valladolid y el óleo del reputado pintor valenciano José Martí y Monsó titulado El primer desengaño, acaso una pintura de género.

Por último, la Academia Provincial de
Bellas Artes desmontó el respaldo de la silla abacial de la sillería de San Benito, de gran calidad artística.

Dos novedosas actividades, la fotografía y la ingeniería, se abrieron camino dentro del pabellón español en Austria. La Sección de Bellas Artes y la Comisión de Monumentos Históricos seleccionaron unas fotografías de vistas de Valladolid y de objetos artísticos. En la corriente de la vanguardia arquitectónica, el maestro de obras Alejandro Gallego Melero experimentó con la ingeniería férrica fabricando la maqueta de un puente con medidas de 88 cm de largo, 22 cm de ancho y 17 cm de alto.

 La actualidad y la educación, pilares de formación

Los directores de El Norte de Castilla, La Crónica Mercantil y La Asociación Agrícola eligieron varios ejemplares de sus diarios a modo de muestra de la actualidad local.

Los libros coparon parte del envío a la Exposición Universal de Viena. Al tratarse de una muestra cultural y educativa, particulares con inclinaciones didácticas contribuyeron con contenidos para niños. En el caso de los adultos, se presentaron un sinfín de compendios y manuales prácticos acerca de temáticas castellanas.

—–
Los grabados aquí reproducidos fueron realizados a través de fotografías originales y han sido extraídos de la histórica revista ilustrada “La Ilustración Española y Americana”. Colocados a modo de ejemplo, pretendemos acercar de manera visual el escaparate de modernidad diseñado por la I República Española (1873-1874).
Fuentes
– Expo2000 – History of World Expositions: http://www.expo2000.de/expo2000/index_e.htm
– La Gaceta de Madrid, núm. 261, de 18/09/1873, página 1765. Exposición Universal de Viena 1873.
– Comisión General Española.- Relación por provincias de los objetos remitidos á la Exposición universal de Viena. Provincia de Valladolid, Provincia de Vizcaya.
Imágenes:
– Plano. Uso público.
– Resto de grabados: La Ilustración Española y Americana: 16 de junio de 1873, 8 de noviembre de 1873, 1 de octubre de 1873, 1 de noviembre de 1873, 8 de diciembre de 1873, 24 de septiembre de 1873
Publicado en 1873, austrohúngaro, Exposición, Francisco José I, Universal, Viena | Deja un comentario

Unas notas administrativas. Repartos y requisas de leche

La picaresca española siempre ha gozado de rabiosa actualidad popular. El pícaro y el estafador han convivido perfectamente en la sociedad sin causar demasiado escándalo e incluso en ocasiones hasta las sisas, los juegos y los pequeños desfalcos han sido consentidos desde la alegría de pertenencia a la idiosincrasia mediterránea.

Durante el segundo periodo republicano, la Corporación vallisoletana intentó luchar con todas sus fuerzas  contra estos conatos de corrupción llegando incluso a fijar instrucciones muy concretas para que la Guardia Municipal evitara ciertos desmanes y abusos cometidos por comerciantes ávidos de engaños.

La realización de una normativa sobre el reparto y requisa de leche se transformó en una prioridad para el Ayuntamiento de Valladolid. En la actualidad, esta instrucción redactada por la Corporación se intuye ridícula pero en 1934 el robo de leche, en tiempos donde la desnutrición abundaba resintiendo la salud de niños y ancianos, se hace necesario el control para evitar la estafa no solo a los consumidores sino también a los necesitados. Por otra parte se prohíbe el contrabando y se requisa el producto si se incumplen los horarios en los que los lecheros deben llevar a cabo sus repartos y ventas.

El documento que publicamos es la instrucción de la Alcaldía a la Guardia Municipal sobre el reparto y requisa de leche y  señala cómo se ha de proceder en caso de detectar delito.

Fuentes:
AMVa: CH 324-50
Publicado en administrativas, leche, picaresca, reparto, requisa | 2 comentarios

Superando finales

Hace unos meses hablamos de la estupenda suerte de la Niña del Siglo XX, el primer nacimiento apadrinado por el Ayuntamiento de Valladolid. A los pocos días, un vaticinio agorero ocupó la prensa, la ciudad desaparecería para siempre en 2009.

Lejos de desaparecer, Valladolid es ahora una importante urbe. ¿Por qué esta afirmación catastrofista entonces? Por un análisis “con fundamento” de la demografía vallisoletana.
En la primera quincena de 1901, 120 fallecidos, 8 diarios. Nacimientos, 93. Pérdida de población, 1,80%. Extrapolando cifras, 657 desaparecidos en un año, 65.700 en un siglo. Con una población aproximada de 70.000 habitantes, en 2009 Valladolid desaparecería del mapa.
El augurio lo recoge El Norte de Castilla, el día 16 de enero de 1901. De momento, sobrevivimos.
Previsión hipotética de la población en Valladolid

 

Publicado en demografía, niña del siglo | Deja un comentario

Los hermanos Pradera. Bajo la óptica de lo francés

Manuel Pradera
Antigüedad (1868-1949)

Los hermanos Pradera Antigüedad -Julio y Manuel- fueron dos empresarios vallisoletanos dedicados principalmente a la exhibición cinematográfica aunque en ocasiones también dirigieron sus propias películas. Por desgracia, estas cintas ya no existen y solo conservamos los títulos. El siguiente artículo busca trazar un paralelismo entre los filmes de los Pradera y otras películas de la época para encontrar influencias y corrientes en su filmografía.

Desde que el cine iniciara su andadura en España atravesando la barrera natural de los Pirineos en 1896, los Pradera apostaron por un negocio en alza que auguraba un gran éxito. Ese mismo año, en las fiestas septembrinas de Valladolid se instaló en frente de la antigua Academia de Caballería una barraca de feria que reproducía imágenes en movimiento contando con bastante afluencia de público.

Los Pradera habían conquistado así el corazón del público de Valladolid. Ahora, tras las fiestas, tocaba trasladar el invento a otras localidades y repetir el éxito. Ciudades como Bilbao, Santander o Lugo también disfrutaron en los primeros años del cinematógrafo Pradera y de su enorme popularidad. Después, se extendieron a otros lugares instalándose, siempre de forma itinerante, en diferentes puntos del noroeste peninsular.

Barraca de feria ambulante del cinematógrafo Pradera.
AMVA: Colecciones de procedencia variada. PV 00079

Junto a la estatua de José Zorrilla, don Manuel Pradera instala en 1904 el primer pabellón de proyecciones estable, similar a los existentes en otras ciudades españolas. Con una estructura de barracón, en su interior cobija sillas y, en su exterior, la marquetería y los motivos pictóricos modernistas iluminados con electricidad producen un maravilloso efecto. Un año después, Bilbao abre un nuevo pabellón Pradera muy parecido al de Valladolid.
La dificultad de encontrar un repertorio amplio que complete la actividad efímera, constante y novedosa del cine se torna en un grave problema para estos pioneros del celuloide. El repertorio clásico, tanto de las películas producidas por la Pathé como las “vistas fijas”, se torna escaso y urge completar las sesiones con nuevas películas. En este contexto, los hermanos Pradera toman la cámara convirtiéndose en los primeros cineastas vallisoletanos.

Como aseguran los autores Frutos Esteban y Pérez Millán en “Los primeros pasos del Cine en Castilla y León”en “Los orígenes del Cine en España” (Boletín Artigrama 16, Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza), establecer un recorrido cronológico a través de las fuentes es difícil porque no contamos con las películas físicas firmadas por los hermanos Pradera. Gracias a los intentos de varios autores conocemos hoy sus títulos y podemos deducir que se proyectaron en los salones, pabellones y barracas de diferentes ciudades españolas.

Ante la imposibilidad de comentar las películas Pradera desaparecidas, a modo de análisis personal y basándome en los títulos, semejantes a los existentes en la época, he establecido una breve relación con esas obras como acercamiento a la realidad de aquellas películas, sea por antecedentes, temáticas o corrientes. Quizá podamos así arrojar un poco de luz sobre los filmes de estos directores vallisoletanos primigenios  que vieron en un público ávido de experiencias un negocio bastante rentable.

La innovación cinematográfica no despegó en España tan rápido como en otros países europeos en parte por la falta de modernización del país. Exceptuando los núcleos de Madrid o Barcelona, el resto de provincias carecía del impulso económico necesario para el desarrollo de ciertas aventuras empresariales. A lo largo de la década de 1900, la producción fílmica española se limitó a reproducir modelos franceses copiando estilos, temáticas e incluso títulos. Los jóvenes realizadores de provincias utilizaban en sus películas las características impuestas por el referente Lumière, firma considerada la más prestigiosa por su antigüedad. El caso de los hermanos Pradera lo enmarcamos bajo esta corriente. Sus trabajos se filman en las mismas fechas y muchos de los títulos de sus cintas se asemejan con obras realizadas por los Lumière y Promio en años anteriores.

Listado de películas de los Hnos. Pradera

1904
– Vista del puerto de Portugalete (Posiblemente la primera película proyectada en Valladolid en el pabellón de la plaza Zorrilla)
– El entierro de la princesa de Asturias
– Salida de los obreros de los talleres del ferrocarril del Norte, a la hora de comer, Valladolid
– Salida de misa de doce de la Catedral de León
– Salida de misa de doce de Santa Lucía, Santander
– Paso por la Alameda, Santander
– Segunda a la salida de la plaza de toros, Santander
– Salida del parque a un incendio por los bomberos municipales, Santander
– Asalto a una casa por los mismos, Santander
– Revista de los cuerpos de bomberos municipales y voluntarios en el boulevard, Santander
– Calle de San Marcelo al paso del Regimiento de Burgos y durante el paseo, León
– Ejercicios de preparación para el concurso hípico, realizados en el Hipódromo de Valladolid por el distinguido oficial de Farnesio, Señor Riaño, Valladolid

1905-1906
– Llegada de un tren a Llanes, 1905
– La salida de la iglesia de los jesuitas, La Coruña (1905-06?)
– Embarque de la tuna compostelana en Coruña (1905-06?)
– Cabalgata alegórica de las últimas fiestas de La Coruña  (1905-06?)
– Sesión de patines en La Coruña (1905-06?)
– Los alumnos de la Academia de Artillería camino de Baterías, Segovia, 1906
– Vistas de Zamora, 1906
– Batallón Infantil de Zamora, 1906
– Jura de bandera por los reclutas del Regimiento de Toledo y misa de campaña, 1906

Referentes Lumière
Salida de los obreros de la fábrica, 1895 / Hnos. Lumière
Salida de los obreros de los talleres del ferrocarril del Norte, a la hora de comer, Valladolid, 1904

El barco abandona el puerto, 1895 / Hnos. Lumière 
Vista del puerto de Portugalete, 1904

Llegada de un tren, 1895 / Hnos. Lumière
Llegada de un tren a Llanes, 1905

Bomberos a Lyon, 1896 / Hnos Lumière
– Salida del parque a un incendio por los bomberos municipales, Santander, 1904
– Asalto a una casa por los mismos, Santander, 1904
– Revista de los cuerpos de bomberos municipales y voluntarios en el boulevard, Santander,1904
Referentes Promio
Funeral de la Reina Victoria, 1901 / Alexandre Promio
– El entierro de la princesa de Asturias, 1904

Otros referentes
Eduardo Jimeno Correas (Variante española de obreros fábrica) 
Salida de misa de doce del Pilar de Zaragoza, 1896
– Salida de misa de doce de la Catedral de León, 1904
– Salida de misa de doce de Santa Lucía, Santander, 1904
– La salida de la iglesia de los jesuitas, La Coruña (1905-06?)

 
Fuentes:
AA.VV.: “Los orígenes del Cine en España”. Boletín Artigrama nº 16, Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, Zaragoza, 2001
MARTÍN ARIAS, L. y SAINZ GUERRA P.: “El cinematógrafo (1896-1919)”. Cuadernos Vallisoletanos nº 14, Valladolid, 1986
Imágenes
MARTÍN ARIAS, L. y SAINZ GUERRA P.: “El cinematógrafo (1896-1919)”. Cuadernos Vallisoletanos nº 14, Valladolid, 1986
AMVA: Colecciones de procedencia variada. PV 00079. Barraca de feria ambulante del cinematógrafo Pradera.
Videos:
Uso público. Youtube
Publicado en Antigüedad, feria, Lumière, misas, Pathé, Pradera, Promio, Santander, vistas | Etiquetado | 1 Comentario

Caricaturas, un divertimento liberal

Desde que la prensa iniciara su andadura en el convulso final del siglo XVIII, la caricatura, al igual que los artículos de opinión, diseccionó las diferentes realidades del momento.

El siglo XIX, tras los coletazos revolucionarios de las guerras napoleónicas, estuvo marcado por la burguesía ilustrada, los avances tecnológicos, numerosos cambios políticos abruptos e innumerables conflictos armados. Con este panorama, la proliferación de la prensa encuentra el caldo de cultivo ideal para su completo desarrollo.

Entre el sinfín de semanarios, periódicos y revistas que se publican en el siglo XIX encontramos, sobre todo a partir de la segunda mitad, artículos con ánimo de denuncia y caricaturas como crítica a la sociedad. Al amparo de la burguesía vallisoletana afloran una serie de publicaciones de contenido satírico, literario y artístico. Como en otras ciudades españolas, la prensa de estas temáticas centra su crítica en la política, la problemática social e incluso en conflictos bélicos. La caricatura, con la exageración de rasgos y el uso de gestos teatrales, genera mofa e invita a la sonrisa.

Narciso Alonso Cort‚s.JPG

Narciso Alonso Cortés

Don Narciso Alonso Cortés, ilustre historiador vallisoletano, recogió en el Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción de Valladolid* algunas caricaturas ilustrativas procedentes de diversos medios locales de las últimas décadas del siglo XIX.

Las publicaciones que contienen los siguientes chistes gráficos pueden ser consultadas en el boletín citado. En palabras de Alonso Cortés, deseos a los que me sumo, la recopilación se ofrece con el propósito de que sus autores no caigan en el olvido. La ironía es la seña de estas caricaturas que, con un estilo muy sintético, manifiestan los anhelos de la burguesía vallisoletana por semejarse a la potente burguesía madrileña.

CARICATURAS

La ilustración pertenece al semanario satírico “La Murga”, de 1865. El tema hace referencia, mediante figuras humanas, a la quiebra de la sociedad de Crédito Castellano en Valladolid. Los personajes son la Banca (doña Unión), los acreedores (don Credo) y el comisario regio del banco, destituido por el escándalo (don Cachaza). El ilustrador y escultor Manuel Fernández de la Oliva (M. Oliva) suele pintar escenas de la vida política.
Doña Unión.– ¡Que me caigo… que me caigo!…
Don Credo.- ¡Ay… ay… ay!…
Don Cachaza.- ¡¡¡Gua!!!
(Los dos primeros se rompen la cabeza y el último recibe el golpe)
__________

Mefistófeles es otro de los periódicos satíricos y nace en 1871. El caricaturista es Salvador Seijas, pintor de Fuentes de Nava (Palencia). Son ilustraciones morales, reprueban comportamientos extendidos en la época.

EN VARIEDADES.- El.- ¿Quieres venir a dar un paseo por las Moreras?
Ella.– Calla, que está detrás mi marido.
(Publicado en domingo de Carnaval)
__________
 
La pajarera. Album de caricaturas escrito por José Estrañi y dibujado por Manuel Pérez Vicente. Este folleto de 1875 es una recopilación de caricaturas de prohombres vallisoletanos. Un ejemplo es el retrato de Ángel Álvarez Taladriz, hombre de muchos talentos, como se puede ver en la leyenda. (El Paseo Zorrilla fue llamado Álvarez Taladriz)
__________
El inocente fue un periódico humorístico que se publicaba los días 28 de diciembre, como los Santos Inocentes. Todos los contenidos de esta publicación son humorísticos, como las inocentadas. El dibujante Ricardo Huerta es el autor y se editó en 1885 y 1887.
__________

En 1896 surge el semanario La Mosquita Muerta. Pablo Cilleruelo (Cille) retrata a un alcalde de Valladolid y profesor de Derecho, Eusebio María Chapado.

Fuentes:
– ALONSO CORTÉS, Narciso: “Caricaturistas vallisoletanos” en Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción de Valladolid, nº 18, 1946

Publicado en alonso cortés, Bellas Artes de la Purísima Concepción, caricatura, Cille, Cilleruelo, inocente, M. Oliva, mefistófeles, mosquita muerta, murga, pajarera, Perez Vicente, Ricardo Huerta, Salvador Seijas | Deja un comentario

Lo que vio Alfonso XIII en 1903

Portada Anuario Riera. 1903

El anuario Riera fue un boletín anual editado por el Centro de Propaganda Mercantil de Barcelona entre los años 1896 y 1911 cuyo responsable era el empresario Eduardo Riera Solanich. El compendio recogía la actividad económica e industrial española mediante registros mercantiles, informes estadísticos, geográficos y elementos descriptivos en diferentes provincias, ciudades y partidos judiciales.

En la actualidad, el anuario Riera es una fuente inagotable de información útil para los investigadores  y ofrece una nítida radiografía de la sociedad y del entramado empresarial de la época.

La visita a Valladolid del joven Alfonso XIII junto a su madre supuso uno de los acontecimientos más relevantes en el devenir social de la urbe. Por su importancia, he decidido reproducir algunos de los registros de 1903 del anuario Riera, fecha en la que se produce la visita, para conocer con datos objetivos qué fue lo que se encontró la comitiva real a su paso por la ciudad.

Para confeccionar la siguiente relación de profesiones existentes en Valladolid, he utilizado criterios arbitrarios aunque muy significativos del movimiento económico en la capital castellana extraídos de las páginas de Riera en 1903. Así mismo, ante la inutilidad de plasmar con detalle los registros, he considerado simplificar los datos mediante números.

Información sobre la ciudad de Valladolid en el Anuario Riera de 1903
 
Valladolid. Ciudad de 68.716 habitantes de H.(hecho) y 67.917 de D.(derecho). Es el principal centro comercial de Castilla y una de las principales capitales del reino; está situada en una extensa llanura regada por los ríos Pisuerga y Esgueva, que allí se juntan. Celebra ferias del 24 al 30 de Junio y del 18 al 29 de Septiembre. La Compañía de los ferrocarriles del Norte tiene establecidos en esta ciudad sus principales talleres. – de Madrid a Hendaya, de Ariza a Valladolid y de Valladolid a Medina de Rioseco.
 
Extracto de profesiones en Valladolid en el Anuario Riera de 1903
Elemento Oficial
Gobernador Civil. Santos Cuadros
Alcalde. Alfredo Queipo de Llano
Secretario. Tomás Pinedo Lacasé
Juzgados municipales. Distrito de la Plaza. Elpidio Abril García
Distrito de la Audiencia. Modesto Domingo Solanilla
Fiscal. Marcos Miguel Romero
Secretario. Ramiro Martínez de Velasco
Jueces de primera instancia. Dist. Plaza. José María de Castro
Distrito de la Audiencia. José Pardo y Crespo
AUDIENCIA
Presidente territorial. José Álvarez Cid
Presidente de lo Civil. Pedro Higueras
Presidente provincial. Mariano Laspra
Fiscal de S.M. Juan Vázquez
68 ABOGADOS QUE EJERCEN
90 ABOGADOS QUE NO EJERCEN
5 AGENTES DE NEGOCIOS
1 ALCOHOLES – FÁBRICA
7 ALFARERÍAS
12 ALFOMBRAS Y NOVEDADES
2 ALUMBRADO PÚBLICO
5 ARQUITECTOS
3 AZÚCAR – FÁBRICAS
4 BANCOS + 4 BANQUEROS
7 BAZARES
6 CAFÉS
9 CAMISERÍAS
25 CARPINTERÍAS
25 COLEGIOS PARA NIÑAS
26 COLEGIOS PARA NIÑOS
6 COLEGIOS 2ª ENSEÑANZA
69 COMESTIBLES
25 COMUNIDADES RELIGIOSAS
6 CONSULADOS (Chile, Costa Rica, Francia, Italia, México, Argentina)
11 ESCUELAS MUNICIPALES PARA NIÑAS
4 ESCUELAS MUNICIPALES PARA NIÑOS
6 ESPECTÁCULOS PÚBLICOS (ESPACIOS)
28 ESTANCOS
16 FARMACIAS
5 FONDAS Y HOTELES
8 FOTOGRAFÍA (ESTUDIOS)
22 ALMACENES GRANO
17 HARINAS – FÁBRICAS
19 IMPRENTAS
17 INGENIEROS (VARIAS DISCIPLINAS)
11 LIBRERÍAS
10 MAESTROS DE OBRAS
108 MÉDICOS
13 PERIÓDICOS
28 POSADAS
5 RESTAURANTES
12 COMPAÑÍAS DE SEGUROS
10 VETERINARIOS
20 COSECHEROS VINO + 7 EXPORTADORES
32 ZAPATERÍAS
Fuentes:
Biblioteca Nacional de España. Hemeroteca Digital. Anuario Riera. 1903. pp. 2073 a 2080
Imágenes:
Biblioteca Nacional de España. Hemeroteca Digital. Anuario Riera. 1903. p. 5
Publicado en Alfonso XIII, Anuario, Barcelona, Centro de Propaganda Mercantil, Riera | Deja un comentario